PADI o SSI, ¿qué son y qué me conviene?

Una de las preguntas más habituales con la que nos encontramos en los centros de buceo es aquella relacionada con el tipo de agencia. Es un tema que causa muchísima confusión en la comunidad de buceadores (nuevos y no tan nuevos) y que a menudo no se responde con claridad.

Sin embargo, la respuesta es relativamente sencilla.

¿Qué son PADI y SSI?

PADI es el acrónimo de Professional Association of Diving Instructors (Asociación Profesional de Instructores de Buceo), mientras que SSI responde a Scuba Schools International.

Ambas son lo que denominamos agencias de certificación. Es decir, empresas que se dedican a emitir certificaciones de buceo como es la certificación de Buceador en Aguas Abiertas (el Open Water) o la certificación de Divemaster, por citar sólo algunos de los ejemplos más reconocidos.

Logos de las distintas agencias de buceo
Algunas de las agencias de buceo más reconocidas a nivel mundal

Agencia vs Certificación

Uno de los errores más comunes es confundir la agencia certificadora con la certificación en sí, o incluso con el centro de buceo. Aquí hay que distinguir entre tres elementos.

En primer lugar está la agencia certificadora, como puede ser PADI, SSI o CMAS, entre otras.

En segundo lugar encontramos las distintas certificaciones (o cursos) que ofrecen las distintas agencias, con sus distintos niveles, requerimientos y estándares de formación. Es el ejemplo del curso de Open Water Diver que ofrecen PADI o SSI, o el curso de 1-star Scuba Diver que ofrece CMAS. Todos ellos son cursos muy similares aunque con distintos nombres. Además, a efectos prácticos, son todos casi idénticos.

Por último, están los centros y profesionales del buceo que se encargan de formarte en base a los estándares que dicta la agencia certificadora con la que esté asociado el centro de buceo o el profesional que te ha formado.

«Vengo a sacarme el PADI»

Un error habitual es acudir a un centro de buceo con la intención de «sacarte el PADI».

¿Por qué es esto un error? Porque PADI en sí no es nada que uno se pueda sacar (como un título o una certificación), es una agencia. Además, a menudo se da la paradoja de que allá donde vamos con intención de «sacarnos el PADI» es un centro SSI, BSAC, CMAS o de cualquier otra agencia.

La intención real que se esconde detrás de «sacarse el PADI» es la de obtener el curso de buceador de aguas abiertas (nivel inicial, básicamente). Este curso, común a todas las agencias, puede ser el Open Water Diver de PADI, pero también el Open Water Diver de SSI o el curso de Ocean Diver de BSAC. Va a depender de con qué agencia esté el centro asociado.

Es el mismo caso que cuando acudimos al supermercado a comprar Kleenex aunque realmente lo que buscamos son pañuelos desechables de marca blanca. PADI es aún la agencia más grande a nivel mundial y posiblemente la más reconocida, el Kleenex de las certificadoras, y es por ello que aún muchísima gente confunda o asocie la agencia con la certificación en sí.

¿En qué se diferencian unas de otras?

Aunque todas las agencias tienen el mismo objetivo, que es emitir certificaciones (o títulos) de buceo recreativo en base a sus estándares de formación, puede haber variaciones en cuanto a la forma y el contenido.

Tomemos el ejemplo del principal curso que te abre la puerta a convertirte en buceador certificado. A pesar de que a este curso lo conocemos habitualmente como Open Water, puede cambiar de nombre en función de la agencia.

A continuación puedes ver un listado de los distintos cursos de iniciación que hay en el mercado. A efectos prácticos, y siendo realistas, todos te ofrecen lo mismo y te van a abrir la puerta de la misma manera al mundo del buceo recreativo.

SSI (Scuba Schools International): Open Water Diver – 18 metros.
PADI (Professional Association of Diving Instructors): Open Water Diver – 18 metros.
CMAS (Confédération Mondiale des Activités Subaquatiques): One-star Scuba Diver – 20 metros.
FEDAS (Federación Española de Actividades Subacuátias): Buceador 1 Estrella (CMAS) – 20 metros.
NAUI (National Association of Underwater Instructors): Scuba Diver – 18 metros.
BSAC (British Sub-Aqua Club): Ocean Diver – 20 metros.

Algo importante a tener en cuenta es que todas las agencias (o al menos a las que nos estamos refiriendo en este artículo) forman parte del World Recreational Scuba Training Council (WRSTC), un organismo internacional que vela por que todas cumplan con unos estándares mínimos de formación, por lo que escoger una agencia u otra no debería de suponer un quebradero de cabeza.

Además, ten en cuenta que la mayoría de estas agencias, al formar parte del WRSTC, reconocen los títulos emitidos por otras agencias. Por tanto, a efectos prácticos, ya sea para bucear o para continuar formándote con más cursos, no supone ninguna limitación optar por una u otra.

Pongamos un ejemplo.

Un buceador obtiene su curso de nivel inicial con FEDAS y por tanto se convierte en Buceador de 1-estrella. Con esta certificación, podrá bucear en cualquier parte del mundo y con cualquier centro de buceo, del mismo modo que lo haría un Open Water Diver de PADI o un Ocean Diver de BSAC.

Además, este mismo buceador no tendrá ningún problema para continuar su formación en buceo con otra agencia. Por tanto, si así lo quisiera, no tendría ningún problema en realizar el curso Advanced Adventurer de SSI, cuyo requisito de entrada es tener el curso de Open Water de SSI o el equivalente de cualquier otra agencia.

En lo que se refiere a las diferencias entre unas y otras, como ya mencioné, éstas están principalmente en el modelo de enseñanza, el contenido y material de los cursos y la filosofía de la empresa (siempre dentro de los estándares mínimos del WRSTC). Sin embargo, no hay nada que haga que una agencia sea, categóricamente y sin paliativos, mejor que otra. Dicho esto, también es innegable que, a nivel mundial, PADI y SSI son las dos agencias que más certificaciones emiten, y ambas tienen el mismo número de valedores como de detractores.

De cara a escojer una u otra para convertise en instructor de buceo, te recomiendo que leas nuestro artículo El camino a profesional del buceo recreativo, paso a paso.

Entonces, ¿cuál elijo?

En mi opinión, la elección va a depender de una serie de factores que nada tienen que ver con las ventajas o desventajas de cada agencia, sino más bien con las revisiones del centro de buceo, con las recomendaciones que hayas tenido o con el lugar en el mundo que hayas escogido para hacer tus cursos de buceo.

Como hemos explicado en los párrafos anteriores, la decisión no es vinculante de cara a tu futuro como buceador, por lo que mi recomendación es que busques un centro de buceo o un profesional que te guste, que te inspire confianza, con equipos e instalaciones en buen estado y con buenas revisiones.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo para que pueda llegar a más gente.

Nota de House Reef: Todo lo anteriormente expuesto son opiniones personales o redacciones independientes de nuestros redactores, basadas en su experiencia y su propio conocimiento sobre la materia. Si algo no se ajusta a la realidad o si tienes una opinion distinta al respecto, y te gustaría hacérnosla saber, entonces, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

TODAS NUESTRAS CATEGORÍAS

ÚNETE AHORA A HOUSE REEF

Blog de buceo

Guías completas

Viajes y Ofertas

Crea comunidad

ARTÍCULOS DESTACADOS