El camino a profesional del buceo recreativo, paso a paso

¿Alguna vez has soñado con dedicarte profesionalmente a enseñar a gente a bucear y a descrubrir el océano? Si es así, sigue leyendo. En este artículo te explicaremos, paso a paso, el camino hasta llegar a poder ejercer profesionalmente como instructor o instructora de buceo recreativo.

Pese a lo complejo o inalcanzable que pueda parecer, es más sencillo de lo que posiblemente creas. Indudablemente, requiere tiempo, compromiso y dinero. Pero teniendo éstos, lo importante es saber qué hacer y cómo.

Comenzamos: Partiendo de cero

Si nunca has buceado antes o, aunque lo hayas hecho, no tienes ninguna certificación de buceo, tendrás que llevar a cabo todo un proceso de aprendizaje, como en cualquier otra disciplina.

Sin embargo, que esto no te eche para atrás. Son muchísimas las personas que partiendo desde cero escogieron un buen lugar para iniciar este proceso y pudieron cumplir su objetivo de convertirse en profesionales del buceo.

Hay lugares en el mundo, como es el conocido caso de la isla de Koh Tao en Tailandia, que son populares precisamente por esto, por ofrecer un lugar y unas condiciones adecuadas para que puedas llegar a convertirte en profesional del buceo en un periodo de tiempo relativamente corto.

Es lo que coloquialmente se conoce como «from zero to hero» (¡de cero a héroe!). A continuación, vamos a detallar este proceso dividiéndolo en tres grandes pasos o etapas.

Isla de Koh Tao
La isla de Koh Tao es uno de los principales núcleos de buceo de Tailandia, siendo un lugar muy popular para todo aquel que quiera comenzar su carrera profesional en el mundo del buceo

PASO 1: Convertirse en buceador certificado

El primer paso para cualquier persona que desee iniciarse en el mundo del buceo recreativo es obtener el Curso de Buceador en Aguas Abiertas, más conocido como curso de Open Water Diver, o simplemente, el Open.

Aunque el nombre en cuestión dependerá de la agencia con la que te certifiques, el objetivo y la funcionalidad es exactamente la misma.

Una vez completado el curso, que tiene una duración de tres o cuatro días, te convertirás en buceador certificado. Esto significa que ya podrás bucear de forma autónoma (siempre con un compañero de buceo, no confundamos esto) en cualquier parte del mundo hasta 18m-20m de profundidad dependiendo de la agencia.

Con respecto a la agencia certificadora, las más habituales son PADI (Professional Association of Diving Instructors) y SSI (Scuba Schools International), aunque también existen otras opciones.

La agencia certificadora es la empresa u organismo que emite la certificación del curso, lo cual no ha de confundirse con el centro de buceo en sí al que irás a sacarte tu curso. Para más información sobre el tipo de agencia, puedes leer nuestro artículo PADI o SSI, ¿qué son y qué me conviene?

Aquí te dejo un resumen de las principales agencias que encontrarás viajando y de las que posiblemente puedas oír de otros compañeros de buceo, con el nombre del curso correspondiente y su máxima profundidad.

SSI (Scuba Schools International): Open Water Diver – 18 metros.
PADI (Professional Association of Diving Instructors): Open Water Diver – 18 metros.
CMAS (Confédération Mondiale des Activités Subaquatiques): One-star Scuba Diver – 20 metros.
FEDAS (Federación Española de Actividades Subacuátias): Buceador 1 Estrella (CMAS) – 20 metros.
NAUI (National Association of Underwater Instructors): Scuba Diver – 18 metros.
BSAC (British Sub-Aqua Club): Ocean Diver – 20 metros.

PASO 2: Prepararse para el Divemaster

El siguiente paso, que puede adoptar diferentes formas dependiendo del camino que escojas, es el que te va a llevar de ser un buceador novato y recién certificado a estar preparado para comenzar tu aventura profesional. Es sin duda el más largo, pero también el más bonito.

Una vez hayamos obtenido la certificación de buceadores en aguas abiertas (el Open Water), el siguiente paso consiste básicamente en seguir desarrollando tus habilidades en el agua y acumular experiencia hasta sumar los requisitos necesarios para poder comenzar tu curso de Divemaster, el primer paso en tu carrera como profesional del buceo.

Esto lo vas a conseguir de dos maneras: añadiendo buceos a tu logbook (es decir, buceando todo lo que puedas y sumando inmersiones, que las vas a necesitar) y con formación continuada (es decir, más cursos, que además serán pre requisito de entrada).

Para que te hagas una idea, e independientemente del camino que escojas y de los requisitos en sí de cada agencia, vas a necesitar lo siguiente, ya sea por necesidad o por recomendación:

Practicar buceo profundo y buceo nocturno, así como practicar y expandir tus habilidades de navegación y orientación en el agua, lo cual vas a conseguir con el curso avanzado de buceo, que es el curso que sigue de forma natural al Open Water.
Curso de Rescate (Rescue Diver).
Haber completado un curso de Primeros Auxilios, que generalmente se hace a la vez que el Curso de Rescate, ya que es pre requisito para éste.
Haber completado y registrado 40 buceos.
Además de lo anterior, vas a necesitar tener al menos 18 años y presentar un certificado médico de aptitud para la práctica del buceo.

Continúa formándote: mucha agua y Curso Avanzado de Buceo

Una vez completado el curso de Open Water, algo que yo personalmente recomiendo es continuar buceando un tiempo para poder ir ganando experiencia antes de inscribirse en otro curso.

Dicho esto, es cierto que muchísima gente opta por continuar de forma inmediata (o relativamente rápido) su formación en buceo con más cursos, y la opción más escogida es lo que coloquialmente se conoce como el curso avanzado de buceo, el segundo paso natural después del curso de Open Water.

Durante el Curso Avanzado de buceo tendrás la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades, además de seguir mejorando las que ya aprendiste durante el Open Water.

En SSI, este curso recibe el nombre de Advanced Adventurer; mientras que en PADI, el nombre cambia a Advanced Open Water Diver. En ambos casos, el objetivo y el formato del curso es el mismo: ofrecer un programa de formación continuada que te permita expandir los conocimientos y habilidades aprendidos durante el Open Water, ampliando tu experiencia como buceador.

El curso consta de cinco buceos entre los que tendrás la oportunidad de practicar tu flotabilidad en el agua, practicar tu orientación y navegación durante el buceo, romper la barrera de los 18 metros para ya bajar hasta los 30m (buceo profundo) y experimentar el buceo nocturno, entre otros.

Es un curso que generalmente se realiza a lo largo de dos días y ofrece una experiencia muy divertida y gratificante, además de necesaria en tu camino a profesional del buceo (ya que deberás demostrar tener experiencia en las especialidades de buceo nocturno, orientación/navegación y buceo profundo).

La gran pregunta, ¿qué agencia de buceo escoger y cómo esto me puede afectar?

De cara a escoger una agencia u otra, y a cómo esto puede limitar tu camino a profesional, no tienes que preocuparte. Puedes haber hecho tu Open Water con PADI o ser buceador de 1-estrella con FEDAS, e inscribirte en el curso Advanced Adventurer de SSI, o viceversa.

Y esto mismo aplica al resto de cursos, incluido el mencionado Divemaster. La única decisión que sí va a ser vinculante es con qué agencia vas a hacer el curso de instructor, que veremos más adelante.

Opción alternativa al Curso Avanzado de buceo: los Cursos de Especialidad

Otra alternativa de formación continuada (después del Open Water) es realizar los cursos de especialidad que ofrecen las distintas agencias, como podrían ser el curso de especialidad en navegación o el curso de especialidad en buceo profundo.

Son cursos de entre dos y cuatro buceos, con el único objetivo de profundizar en la especialidad escogida, otorgándote la certificación correspondiente para dicha especialidad.

Ejemplo de los distintos cursos de especialidad que ofrece la agencia SSI (Scuba Schools International)

Desde el punto de vista de la experiencia, las especialidades son una opción buenísima y muchos buceadores aficionados las hacen. Sin embargo, si tu objetivo final es convertirte en profesional, también es cierto que esta sea posiblemente la opción menos escogida. Esto se debe principalmente a que los cursos de especialidad suponen una inversión elevada y se centran únicamente en una materia en concreto. Además, no son un pre-requisito como tal para poder acceder al curso de Divemaster, que es nuestro objetivo.

¿Cómo interpretar los pre-requisitos de cada agencia?

PADI exige como pre requisito el Advanced Open Water Diver, lo cual incluye Navegación y Buceo Profundo, pero no exige la especialidad como tal en ninguna de estas dos disciplinas. Sólo SSI recomienda a todos los candidatos a profesionales del buceo obtener la certificación de Enriched Air Nitrox 40.

También SSI, refiriéndose a Buceo Profundo, Buceo nocturno y Navegación como pre-requisitos (que lo son), los estándares de formación de SSI nos dicen que «no es obligatorio que el candidato esté certificado en la especialidad correspondiente si puede acreditar las inmersiones de experiencia y el instructor puede verificar la capacidad del candidato y su dominio de las habilidades que exige la especialidad».

¿Cómo interpretamos esto? El quid de la cuestión es que para poder acreditar haber hecho inmersiones de buceo profundo (más de 18 metros), no te quedará otra que haber obtenido una certificación que te lo permita. Y con la certificación de Open Water, el límite son 18m. Así que no te queda otra que la formación continuada.

Por tanto, en este ejemplo, con SSI tendrías tres opciones: hacer el curso de Advanced Adventurer (buceo hasta 30m), hacer una aventura de buceo profundo (que sería como una fracción del Advanced Adenturer en la que sólo harías la parte de buceo profundo hasta 30m) o cursar la especialidad de buceo profundo (lo que te daría acceso hasta el máximo de 40m). Cualquiera de estas tres opciones te abriría la puerta del buceo profundo.

Curso de Rescate

Una vez hayamos desarrollado cierta experiencia, podemos empezar a pensar en el curso de rescate, para el que vamos a necesitar el curso de primeros auxilios, que casi siempre van de la mano y se ofrecen de forma conjunta.

Durante el Curso de Rescate desarrollarás habilidades completamente nuevas, la cuales te ayudarán a comenzar a ver el buceo de una forma totalmente distinta

Una vez más, todas las agencias ofrecen un curso de características similares, con la misma finalidad y la misma validez a efectos de convertirte en buceador profesional.

El Rescue, como se lo conoce coloquialmente, es un curso exigente pero también divertido y que generalmente encanta a la gente, ya que comienzas a ver el buceo como algo más que únicamente una actividad recreativa en la que disfrutar viendo peces y corales. Te da un punto de experiencia clave en tu desarrollo como buceador profesional.

Por ello, y pese a que no se exige tener un número mínimo de inmersiones para acceder al curso, mi recomendación es siempre comenzar con un mínimo de experiencia para aprovechar al máximo el curso (que además es relativamente caro), la cual vas a conseguir habiendo buceado antes todo lo posible.

Es decir, completa tu Open Water, completa tu curso Avanzado, bucea un poco más (añade inmersiones a tu logbook), y cuando te sientas más cómodo o cómoda en el agua, con una buena flotabilidad y un buen consumo, entonces comienza a plantearte hacer el curso de rescate. Además, recuerda que vas a necesitar al menos 40 buceos para poder comenzar el Divemaster, así que antes o después vas a tener que dedicarle tiempo.

Comienza la aventura: el Divemaster

Una vez hayas reunido las condiciones necesarias, es el momento de comenzar tu carrera profesional con el curso de Divesmaster.

Una vez más, las distintas agencias ofrecerán distintos formatos, sobre todo en cuanto al contenido y la forma, pero el objetivo y la funcionalidad del curso son las mismas, sobre todo de cara a convertirte en instructor o instructora de buceo.

Siendo divemaster, comenzarás a ver el buceo de una forma radicalmente distinta, ya que a partir de aquí pasarás de ser guiado a ser el que guía, con lo que ello implica en cuanto a habilidades y, ante todo, responsabilidad.

Llegados a este punto, quisiera ofrecerte un consejo en lo que respecta al equipo, sobre todo si tienes la intención firme de dedicarte al buceo. De cara a comenzar tu divemaster, es prácticamente innegociable tener, al menos, tu propio ordenador y tu propia máscara. Y si tu economía lo permite, y además llevas buceando un tiempo como aficionado o aficionada, mi consejo es que te vayas comprando, poco a poco, la mayoría del equipo.

Si necesitas ayuda, puedes leer nuestro artículo Consejos para optimizar la comprar de tu primer equipo de buceo.

PASO 3: De Divemaster a Instructor de buceo.

El tercer paso es el paso definitivo, el último escalón para llegar a ser instructor o instructora de buceo. Ya estamos en terreno PRO.

¿Qué sucede a partir de aquí? Tienes tres opciones.

Opción 1: Poner punto y final una vez certificado como Divemaster y comenzar a trabajar como tal, sin necesidad de convertirte en instructor. Como Divemaster, principalmente podrás guiar buceadores certificados y actuar como asistente de instructores.

Opción 2: Dar un pasito más y convertirte en Asistente de Instructor (AI). Es la opción menos escogida, ya que, a efectos prácticos, no supone un avance significativo en cuanto a posibilidades laborales y funciones a realizar con respecto a un divemaster. Generalmente, cuando un divemaster se convierte en AI es con el único fin de convertirse en instructor.

Opción 3: Continuar con tu formación como profesional del buceo enrolándote en el curso de instructor.

Si tu elección es continuar formándote como instructor o instructora, lo normal es que, llegados a este punto, tengas los requisitos necesarios para comenzar el curso inmediatamente después de ser certificado como divemaster. Dicho esto, también habrá los que decidan darse un tiempo entre el curso de divemaster y el curso de instructor, con el objetivo de ganar experiencia en el agua, lo cual es también una buenísima opción. Dependerá de cada uno y de su situación personal.

Ahora sí, ¿qué agencia debo escoger para convertirme en intructor o instructora de buceo?

Del mismo modo que anteriormente decíamos que no era necesario preocuparse por qué agencia escoger para realizar los cursos de formación en buceo recreativo (desde el Open Water hasta el Divemaster incluido) ahora sí es importante pararnos a pensar con qué agencia queremos certificarnos como instructor o instructora de buceo ya que hay una serie de implicaciones o consecuencias a tener en cuenta.

La vinculación laboral

Algo a tener en cuenta es la vinculación laboral que implica ser certificado por una determinada agencia, ya que, cómo es lógico, sólo vas a poder certificar cursos de la agencia en cuestión. Esto, por consiguiente, tiene una vinculación también con qué centro de buceo vas a poder trabajar.

Veamos el ejemplo de PADI y SSI

Si decidimos optar por PADI, nos convertiremos en instructores de PADI, lo cual significa que sólo podré impartir cursos de formación en centros de buceo vinculados con PADI.

No significa, y esto es importante, que no pueda trabajar en cualquier centro de buceo vinculado a cualquier otra agencia (como SSI o CMAS), pero veré mis funciones muy limitadas ya que no podré certificar cursos lo cual es habitualmente uno de los principales reclamos y una fuente importante de ingresos para los centros de buceo.

¡Ojo! Sí podría trabajar como guía de buceo, pero no podré emitir certificaciones. Lo mismo sucede con SSI, y con cualquier otra agencia.

Además, algo importante a tener en cuenta es que PADI permite a sus instructores trabajar por cuenta propia, es decir, como autónomo, sin necesidad de estar vinculado a un centro de buceo PADI. Por el contrario, para poder ejercer tus funciones como instructor de SSI tendrás que estar necesariamente afiliado a un centro de buceo SSI.

Algo a tener en cuenta: las opciones de crossover

Algo que sí es importante a tener en cuenta, en el caso de que laboralmente lo vayas a necesitar, son las posibilidades que ofrecen las distintas agencias de cara a poder migrar o convalidar tu título de instructor con otras agencias.

Son los llamados crossovers, cursos puente de corta duración destinados a transferir profesionales de una agencia a otra. Se centran principalmente en que conozcas las diferencias prácticas entre una agencia y otra, principalmente en lo que refiere al modelo de enseñanza, prácticas en el agua y filosofía de la empresa. Además, son más económicos que los cursos de instructor como tal.

Esto es algo a tener cuenta porque no todas las agencias lo ofrecen, por lo que te podrías llegar a encontrar en una encrucijada en el caso de que te surgiese una oportunidad laboral interesante con un centro de buceo asociado con una agencia distinta a la tuya.

Veamos, una vez más, el ejemplo de PADI y SSI

En el caso de SSI, sí existe el curso de crossover. Es decir, un instructor de PADI podría inscribirse en un curso de crossover de SSI para convertirse en instructor SSI sin la necesidad de tener que cursar de nuevo todo un curso de instructor completo (el llamado Instructor Training Course).

En el caso contrario, a día de hoy, PADI aún no ofrece un servicio de crossover desde otras agencias, por lo que si quisieras hacerte instructor PADI lo vas a tener algo más difícil.

Dicho esto, hay mucha gente para la que esto no supone un problema, ya que se siente identificada con la filosofía de una agencia en particular o simplemente centran su búsqueda laboral en sólo aquellos centros de buceo o resorts que estén vinculados a la agencia en cuestión.

Entonces, ¿qué agencia escojo?

Esto es una decisión personal y que, generalmente, va a depender de las circunstancias personales de cada uno en el momento de tomar la decisión.

Si has llevado a cabo toda tu formación con un mismo centro, es posible que lo más fácil sea que decidas continuar con ellos hasta el final, ya sea por lealtad al centro, por alguna ventaja o porque simplemente estás a gusto con ellos, sin plantearte si es mejor o no hacerlo con una agencia u otra.

Por otra parte, si ya tienes pensado dónde quieres trabajar o tienes algún pre-acuerdo con un centro de buceo, quizá sea ésta una buena razón para optar por una agencia determinada. Hay determinados países o incluso regiones donde una agencia puede ser claramente más predominante que cualquier otra, por lo que una buena investigación sería algo muy aconsejable. Sobre todo si tienes pensado buscar trabajo en la zona en cuestión.

En mi opinión, y desde un punto de vista práctico, tanto PADI como SSI ofrecen programas de formación similares donde la calidad de la enseñanza, más que de la agencia en sí, dependerá del centro de buceo y de la persona encargada de formarte.

En cuaquier caso, una vez obtenida la certificación de instructor o instructora de buceo, lo más fácil es buscar un centro de buceo donde poder empezar a trabajar y coger experiencia, y el tiempo dirá si necesitas pensar en crossovers o simplemente quedarte donde estás, disfrutando de lo que tienes y de haber cumplido el objetivo de dedicarte profesionalmente al buceo. ¡Enhorabuena!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo para que pueda llegar a más gente.

Nota de House Reef: Todo lo anteriormente expuesto son opiniones personales o redacciones independientes de nuestros redactores, basadas en su experiencia y su propio conocimiento sobre la materia. Si algo no se ajusta a la realidad o si tienes una opinion distinta al respecto, y te gustaría hacérnosla saber, entonces, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

TODAS NUESTRAS CATEGORÍAS

ÚNETE AHORA A HOUSE REEF

Blog de buceo

Guías completas

Viajes y Ofertas

Crea comunidad

ARTÍCULOS DESTACADOS