Consejos para optimizar la compra de tu primer equipo de buceo

Si estás pensando en comprar tu propio equipo de buceo significa que vas en serio, ya sea porque has encontrado en el buceo una nueva afición a la que quieres dedicar tiempo y dinero, o bien porque estás en proceso de convertirte en profesional, lo cual son ambas buenísimas noticias.

Como en cualquier otro deporte, no hay nada mejor que bucear con el equipo propio de cada uno. Te sentirás mucho mejor y aumentarás notablemente tu sensación de tranquilidad y seguridad debajo del agua.

Una vez tomada la decisión de comprarse el equipo, no es fácil saber por dónde empezar. Aquí te dejamos un glosario de consejos que esperamos hagan tu decisión algo más informada y más sencilla.

Primer Consejo: Poco a poco

Un primer consejo que te daríamos es que no hay necesidad de comprar todo el equipo de golpe. Primero, porque es una inversión alta. Y segundo, sobre todo si estás iniciándote, porque quizá no sepas aún qué necesitas exactamente o qué funciona mejor para ti.

Dicho esto, hay gente que opta por hacer la inversión completa del tirón, lo cual no es un problema mientras se disponga del dinero necesario y de un buen asesoramiento. Si no es tu caso, o si tu presupuesto es limitado, ir poco a poco es una buenísima opción.

Entonces, ¿qué me compro primero? Es decir, ¿qué partes del equipo debería priorizar?

Máscara y Ordenador de buceo

En nuestra opinión, lo primero de todo es una buena máscara de buceo, ya que es la parte del equipo con la que más problemas tiene la gente, sobre todo con las máscaras de escuela.

Busca una máscara que se ajuste a la forma de tu cara, que te guste y pruébala primero siempre, aunque sea en seco.

En segundo lugar, junto con la máscara, está el ordenador de buceo. Prioriza la compra de tu ordenador por encima del resto de componentes. Primero, es algo que lo vas a poder llevar contigo siempre, allá donde vayas, igual que la máscara. Y segundo, te va a dotar de una autonomía fundamental para que vayas cogiendo experiencia debajo del agua.

Si tienes dudas sobre qué ordenador de buceo comprar, puedes leer nuestro artículo Tu primer ordenador de buceo, ¿cuál elegir?

Regulador y Aletas

Una vez equipado con una buena máscara y el ordenador que hayas escogido, el siguiente paso sería la compra de un buen regulador, que también va a ser relativamente fácil de trasportar. El único inconveniente es el coste de la inversión ya que los reguladores son caros. Al fin y al cabo, es el encargado de un correcto suministro de aire bajo el agua por lo que se convierte en una pieza fundamental con la que no debemos escatimar en gastos.

Ya tenemos máscara, ordenador y regulador. Es el momento de completar nuestro equipo básico con las aletas que hayamos escogido. Idealmente, llegados a este punto, habrás tenido la posibilidad de probar varios modelos de aletas (sobre todo de darte cuenta de lo incómodas que son las aletas de escuela) e informarte bien sobre qué te puede funcionar mejor o peor. Elije unas que te gusten y añádelas a tu equipo.

Es cierto que viajar con aletas ya es algo más complicado, puesto que ocupan bastante espacio. Sin embargo, yo prefiero tener mis aletas conmigo antes que el traje o el chaleco, ya que entiendo que estos dos últimos pueden ser alquilados en el centro de buceo y no pasaría nada, sobre todo si hablamos de un par de inmersiones o una cuestión crítica de espacio en la maleta.

Chaleco y Traje

Dicho esto, por último, y si el presupuesto o el espacio en la maleta lo permite, añadiría el chaleco que hayas escogido (también conocido como jacket o por sus siglas en inglés, BCD – Buoyancy Control Device).

La elección del chaleco es una elección difícil y es muy recomendable haber probado al menos un chaleco similar, sobre todo si vas a optar por un alas. Además, el rango de precios es amplio, y lo que te puede servir para un tipo de buceo quizá no te sirva para, por ejemplo, viajar ligero. Es, por lo general, un elemento pesado. Va a depender del tipo de buceador o buceadora que seas, y con qué finalidad estés comprando tu equipo de buceo.

Por último, hemos dejado el traje. Aunque, ¡ojo!, esto también es relativo. Si estás pensando en tener tu equipo para poder viajar y bucear en distintas partes del mundo, entonces tus necesidades en cuanto a grosor van a variar en función del destino. Quizá necesites un traje semi seco de 7mm si vas a bucear en Malta, en Grecia o en Canarias (lo cual es una inversión alta), pero si después te das cuenta de que realmente lo que más te gusta es bucear en aguas tropicales, entonces el 7mm no te servirá de nada, ya que necesitarás 3mm o menos.

Si quieres saber más sobre qué tipos de traje hay y cuál deberías comprar, puedes leer nuestro artículo ¿Qué traje de buceo me compro?

Resto de componentes

Ademas del equipo básico (ordenador, máscara, regulador, traje, chaleco y aletas), hay una serie de elementos adicionales que uno puede decidir añadir a su equipo de forma gradual o en función de sus necesidades. Estos elementos son, principalmente, brújula, boya, linterna y cuchillo o cortacabo.

Segundo Consejo: Invierte con sentido

Como ya mencionamos anteriormente, adquirir un equipo de buceo completo es una inversión alta, ya que son muchos los elementos que lo componen y, algunos de ellos, son de un elevado coste, como el regulador. Por tanto, ¿dónde debo invertir más o menos? ¿Puedo encontrar un equipo de buceo low-cost?

En nuestra opinión, racanear con el equipo de buceo puede salirte muy caro. No significa gastar descontroladamente, pero sí con cabeza y siendo consciente de la importancia de cada una de las piezas que componen el sistema total de buceo.

Veamos, parte por parte, dónde puedo optimizar la inversión y dónde debería gasta más o menos.

Máscara

Siguiendo el orden anteriormente mencionado, la máscara es un componente relativamente barato. Su precio rondará entre los 50€ y los 80€, dependiendo de dónde la compres y de qué fabricante. Como norma general, recomiendo no comprar nada por debajo de esta horquilla ni comprar una máscara de snorkel barata; no te servirá para buceo o te estropeará la mitad de las inmersiones que hagas. Por un poco más, tendrás una buena máscara de buceo.

Ordenador de buceo

Siguiendo con el ordenador, aquí tienes una buena oportunidad de optimizar tu presupuesto ya que no es necesaria una inversión enorme para tener un ordenador de buceo fiable y duradero. Los tienes desde 150-160€ hasta más de 1.000€, así que si te mueves en un presupuesto ajustado, yo personalmente optaría por un ordenador más económico para así poder invertir más en otras partes del sistema total de buceo. ¿En dónde? Sin duda alguna, en el regulador.

Si dudas sobre qué ordenador comprar, puedes leer nuestro artículo Tu Primer Ordenador de Buceo, ¿Cuál elegir?

Regulador

El regulador es el componente principal de tu sistema de suministro de aire y lo que (junto con el tanque de aire) te va a permitir respirar debajo del agua. Es por ello que es uno de los componentes más sensibles y dónde más debes invertir del equipo de buceo.

Un pack de regulador completo (primera etapa, segundas etapas o reguladores principal y secundario, latiguillo de baja presión y manómetro) te costará, escogiendo un buen modelo y de un buen fabricante, al menos 600€. Encontrarás otras opciones más económicas (nunca menos de 400€) así como también muy por encima (superando los 1,000€).

Nuestra recomendación es que, a no ser que tengas un presupuesto ilimitado y puedas permitir el tope de gama, te ciñas a la horquilla intermedia pero comprando un buen regulador desde el principio. Como en toda inversión elevada, lo mejor es informarse bien y dejarse asesorar por expertos.

Otra elección que toman muchos buceadores es invertir mucho más en la segunda etapa del regulador principal que en el octopus o regulador secundario (el amarillo), para así equilibrar gastos. Es cierto que la mayoría de packs de reguladores incluyen dos modelos distintos para las segundas etapas, siendo el del regulador principal algo mejor que el secundario. Lo que no es recomendable, en absoluto, es comprar lo más barato que encuentres para tu octopus por ahorrar dinero. Es cierto que, como su nombre indica, es sólo el regulador secundario pero, en caso de necesidad y llegado el momento, te alegrarás de haber invertido un poco más en tu octopus.

Una vez tengamos máscara, ordenador y regulador, ya estaríamos en posesión de una parte importantísima del equipo de buceo. En caso de no poder seguir invirtiendo, nos permitiría seguir buceando y adquiriendo experiencia hasta que podamos añadir más elementos a nuestros equipo.

Aletas, Traje y Chaleco

Otro elemento que podrías añadir con relativa facilidad son las aletas ya que no se trata de un componente excesivamente caro si lo comparas con el traje o el chaleco. Una buenas aletas te costarán algo más de 100€, dependiendo del modelo que escojas.

Con respecto al traje, la horquilla de precios es alta ya que va a depender de cuáles son tus necesidades. Para darte una estimación, un traje de 3mm te costará en torno a 100€ mientras que un traje semiseco de 7-8mm se te puede subir por encima de los 500€. Una vez más, da el paso sólo cuándo tengas claro qué tipo de traje a necesitar para tus inmersiones.

El chaleco es otro de los elementos más costosos del equipo de buceo con una horquilla de precios altísima, desde 200-300€ por el más económico, hasta más de 1000€.

Si buscas bien, podrás encontrar alguna oferta interesante en torno a 300€ por un chaleco tradicional, algunos incluso con un diseño ligero adecuado para viajes. No será tope de gama, pero será funcional.

Algo que sí es recomendable con el chaleco es probarlo antes, aunque sea en seco. Las tallas varían de un fabricante a otro, y es importante dar con tu talla adecuada. Y si tienes la oportunidad de probarlo en el agua, ya sea a través de tu centro de buceo o porque te lo presta un compañero, mejor que mejor.

Si no, como siempre, la alternativa es una buena comparativa de precios y un buen asesoramiento en tienda. Asegúrate de que te sientes cómodo con el chaleco, ajusta todas las tiras, mira que puedas acceder a los bolsillos con facilidad (si los tiene) y verifica que te gusta el número de anillas que trae y sus posiciones en el chaleco.

Por último, compres lo que compres, recuerda que lo más importante es el cuidado y mantenimiento del equipo. No sólo te durará más, sino que también sentirás mayor seguridad y confianza debajo del agua con un equipo en buen estado.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo para que pueda llegar a más gente.

Nota de House Reef: Todo lo anteriormente expuesto son opiniones personales o redacciones independientes de nuestros redactores, basadas en su experiencia y su propio conocimiento sobre la materia. Si algo no se ajusta a la realidad o si tienes una opinion distinta al respecto, y te gustaría hacérnosla saber, entonces, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

TODAS NUESTRAS CATEGORÍAS

ÚNETE AHORA A HOUSE REEF

Blog de buceo

Guías completas

Viajes y Ofertas

Crea comunidad

ARTÍCULOS DESTACADOS